Cómo trabajamos

La técnica que detallamos a continuación es la que normalmente utilizamos en el proceso de la fundición a la cera perdida para la fabricación de piezas artísticas. De esta manera podemos garantizar la fidelidad de la reproducción original y la precisión y calidad en la obtención de los pequeños detalles de la escultura original.

Este proceso es el resultado de nuestra experiencia y de la evolución que ha tenido la fundición a la cera perdida en los últimos años. Debemos tener en cuenta que el resultado de esta evolución ha sido positiva dejando atrás los antiguos materiales empleados (arcillas, chamotas, escayolas…) y abriendo paso a la nueva tecnología (cascarilla cerámica), dando un resultado de más calidad, mayor fidelidad y menos tiempo de espera. Y lo más importante, consiguiendo una sustancial mejora en los costes de fabricación, pudiendo así adaptarnos a unos precios muy competitivos.

Foto Tecnica01

ELABORACIÓN DEL MOLDE O NEGATIVO:

Es el primer proceso a realizar, es a partir de un modelo original que puede ser en cualquier material, (escayola, arcilla, papel, madera, piedra, etc.)
Este modelo es recubierto de una sustancia antiadherente (normalmente siliconas) de mucha fluidez, para que pueda ir copiando al milímetro todos los detalles de la escultura. Una vez fraguada se le dará consistencia con una capa de fibra de poliéster, obteniendo así una mejor consistencia y muy poco peso.
Finalmente sacaremos el original y obtendremos un negativo de la escultura.

Foto Tecnica02

ELABORACIÓN DE LA REPLICA EN CERA:

El siguiente paso a realizar una vez tenemos el molde o un negativo es la reproducción de la escultura en cera. A partir del molde vacío, lo cerramos y lo llenamos de cera virgen vaciándolo a la temperatura adecuada para cada cliente. Esto es muy importante, puesto que de ello depende del grueso de bronce, a más grosor de cera más peso de bronce.
Este proceso se repite tantas veces como número de copias nos pidan.

Foto Tecnica03

ELABORACIÓN DEL MOLDE CERÁMICO:

Una vez realizado el repaso de las esculturas en cera por el personal especializado en escultura de nuestra empresa, pasamos a la colocación de los bebederos o coladas internas en la escultura.
Nosotros preferimos poner coladas internas, puesto que de esta manera evitamos dañar la superficie de la escultura y reducimos costes en mano de obra.

Una vez puestas las coladas sumergiremos la escultura en una  papilla cerámica compuesta de moloquita y circonio de una gran pureza y una granometría muy fina para que se puedan copiar todos los mínimos detalles de la escultura.
Este proceso de sumergir la escultura se debe repetir varias veces e ir incorporando seguidamente el estuco cerámico e ir aumentando la granometría hasta obtener la suficiente consistencia para que al llenar el molde de bronce aguante la presión.

Foto Tecnica04

SECADO DEL MOLDE CERÁMICO:

A continuación se introduce en un horno a 1200º C para dar consistencia al molde cerámico y para la eliminación interna de la cera, quedando de esta manera otro negativo vacío (de aquí viene el nombre de fundición a la cera perdida). Este proceso es muy importante porque de ello dependerá la buena calidad de la escultura, de esta manera tienen que salir unos moldes cerámicos con una alta resistencia a la erosión (para evitar arrastres en el momento de la introducción del bronce en la colada), y una buena salida de aires y gases (para evitar los poros a la superficie de la escultura).

Foto Tecnica05

COLADA DE BRONCE:

Cuando estemos seguros de que los moldes no tienen residuos de cera, introduciremos el material fundido en el interior, por los conductos internos de la escultura.
El material introducido normalmente acostumbra a ser bronce, pero también se puede utilizar cualquier otra clase de material (latón, aluminio, hierro, cobre, etc.).
El bronce que usamos en la fabricación de esculturas es el bronce rg5 compuesto de un 85% de Cu, 5% de Pb, un 5% de Sn y un 5% Zn y de una máxima pureza, puesto que nosotros no fabricamos el bronce a partir de chatarra, sino que lo compramos directamente a la refinería y con certificado de control de calidad.
El coste de este material es ligeramente más elevado, pero así podemos dar al cliente una calidad excepcional y la garantía que el material utilizado es bronce rg5.

Foto Tecnica06

REPASO DE LAS ESCULTURAS:

Cuando los moldes están fríos, se rompe la cascarilla cerámica y ya pasamos a cortar todas las coladas internas, sin tocar la superficie de la escultura.
De esta manera ya se puede empezar a trabajar la escultura, eliminando alguna pequeña impureza del metal que haya podido quedar a la superficie de la misma.
Este trabajo es muy delicado y sólo lo puede realizar nuestro personal más especializado, puesto que de ello depende la calidad de la escultura. Este proceso se realiza manualmente y con cinceles.

Foto Tecnica07

PATINADO DE LA ESCULTURA:

Este es el proceso final de la escultura, de esto dependerá la acabado visual de la misma. Se realiza con ácidos, atacando lentamente la superficie y aplicando una combinación de varios ácidos obtenemos unas pátinas de muy buenas calidades.
Las pátinas que más habitualmente se usan son: tonos verdosos, azulados, pardos, imitación de mármol, tonos marrones, etc. Las pátinas se realizan con los tonos que el cliente elige.

Al final se aplica una capa de cera brillante o mate para dar un mejor aspecto. Las esculturas para exterior son tratadas con un preparado químico para que la pátina resista las inclemencias del tiempo.